3 tips para quitar el hipo en recién nacidos

Muchos papás se preocupan al pensar que el hipo tan frecuente en sus bebés pueda molestarles tanto como a los adultos y al parecer ellos pueden convivir con su hipo con mayor normalidad que nosotros. Así que para empezar, no te preocupes tanto.

En algunos bebés el hipo se hace presente desde el embarazo –  la mamá puede sentir sus brinquitos dentro del vientre –  y puede ser muy frecuente durante los primeros meses de nacido el bebé.

La razón no es más que la inmadurez de sus sistemas digestivo, respiratorio y nervioso que hace espasmos por aire, frío o por incapacidad de procesar completamente sus alimentos.

 

¿Sabías que el masaje del papá al bebé fortalece tanto su vínculo cómo lo hace la lactancia con la mamá?

Capacítate con la Dra. Alexandra Ortiz, pediatra e instructora certificada en masaje infantil. 

 

Por eso sabemos que con alguno de estos consejos le pasará el hipo a tu bebé en un dos por tres:

1. Gases:

Empieza por descartar que sean gases, no porque sea el motivo más común sino porque si no los ayudas a salir a tiempo, pueden generar un cólico que va a ser verdaderamente molesto para tu bebé.

2. Frío:

Revisa que tu bebé esté abrigadito, que su pañal no esté mojado o si en su cuello han caído babitas o leche que pueda estar generándole frío. Ayúdale a mantener su temperatura ideal descartando estos factores.

3. Succión

Una vez descartas gases y factores generadores de frío, tu pecho va a ser el mejor remedio contra el hipo.

La succión, le ayuda a regular el ritmo de su respiración y la cercanía con tu pecho, ojalá piel a piel, le permitirá alcanzar su temperatura ideal rápidamente.

Encontramos que las abuelitas tienen otros consejos como el algodón mojado o un hilito rojo en la frente, qué opinas de ellos?

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp