5 cosas que puedes hacer para que papá ejerza su paternidad al 100%

ADVERTENCIA: Este artículo está dirigido a aquellas mamás y futuras mamás que creen que los cuidados cotidianos de un bebé pueden y deben ser ejercidos en igualdad de condiciones por papá y mamá.

En nuestro contacto diario con tantos nuevos padres, hemos percibido cierto descontento en algunas mamás, que cansadas y cargadas por la cantidad de tareas que implica la llegada de un hijo a casa, sienten que su pareja no se esfuerza en igualdad de condiciones.

Por eso decidimos investigar qué hacen diferente aquellas familias en las que los roles son más equilibrados y los papás se responsabilizan por igual de las rutinas de cuidado de sus hijos.

Aquí te damos entonces nuestras principales conclusiones, esperando que estés a tiempo de implementarlas y deseándote suerte en tu propósito:

Publicidad

Estimulación Infantil Musical

Shiirá Centro de Desarrollo y Bienestar, es el único certificado con el programa KindeMusik® para desarrollar el programa de estimulación para bebés. 

 

1. Háblalo antes de cualquier formalidad.

A pesar de que en estos tiempos todo va tan rápido, que hasta conversaciones clave como ésta se pasan por alto; es importante que conozcas con anticipación los antecedentes del futuro papá de tus hijos, su formación familiar y sus expectativas como padre, si las tiene. La información que puedas recolectar en este conocimiento previo te ayudará a mantener tus expectativas aterrizadas, pues estos son aspectos propios de la personalidad de un hombre que difícilmente pueden cambiar.

 

2. Permítele vivir todo el proceso.

En lo posible desde la preconcepción. Muchos hombres sólo asimilan la realidad cuando tienen a su hijo en brazos y se pierden todo el milagro de dar vida y de la dulce espera. Comparte con él tus citas a los controles prenatales, tomen juntos el curso psicoprofiláctico, hablen para que pueda presenciar el parto, asistan juntos a las citas al pediatra, etcétera. Esto ayudará a que papá valore el esfuerzo de tu cuerpo, entienda tu agotamiento y tus cambios físicos y emocionales; pero más que esto, a que se relacione con tu bebé desde el momento cero.

 

3. Tomen las decisiones en conjunto.

Las mujeres solemos empezar a tomar todas las decisiones que tienen que ver con los hijos, desde la ropa que se ponen, hasta las más importantes como el tipo de crianza, educación, alimentación, etc. En principio parecen sutiles, pero pronto empiezan a generar fisuras en la pareja. Para esto lo mejor es que compartas con él la información que tu recibes y que lleguen a acuerdos con anticipación y a conciencia.

 

4. Cambia el lenguaje.

Culturalmente tenemos la percepción de que el hombre “ayuda” en la casa y con sus hijos. Cuando en realidad lo que esperamos es que haga lo que le corresponde; suena fuerte, pero no hay manera sutil de expresar que tanto papá y mamá son los adultos de la casa y como tal, responsables en igual medida del cuidado de sus hijos. Por supuesto hay roles que se nos dan mejor a unos que a otros, lo importante es saber identificarlos y repartirlos equilibradamente para que haya un verdadero trabajo en equipo.

 

5. Suelta el control.

Permítele pasar tiempo a solas con el bebé y déjalo hacer las cosas a su manera; esto le permitirá ser un papá empoderado.

Tal vez requiera que le recuerdas ciertas cosas importantes como un medicamento por ejemplo; pero ten la certeza de que el bebé se va a encargar de recordarle todo lo demás como el hambre, sueño o cambio de pañal. Ten la plena confianza de que tu bebé va a sobrevivir, es más va a disfrutar de estar con su papá sin tener que preocuparse de que el moño combine con los zapatos.

 

6. Mantén expectativas reales

Y ajustadas a quien es tu esposo y quien eres tú. Va a haber momentos de cansancio colectivo, confusión, preguntas sin respuesta y momentos de tanta tensión que va a ser casi inevitable el conflicto entre mamá y papá, lo que va a empeorar todo. Para tu tranquilidad, pasa en todas las familias; lo importante es darte la oportunidad de superarlo con humildad, reconociendo que tú también estás aprendiendo, que hay varias maneras de hacer las cosas y que para ambos lo más importante es el bienestar de su hijo, por consiguiente, el bienestar de su hijo van a lograr.

Por último recuerda que hombres y mujeres estamos diseñados de maneras diferentes y tenemos distintas maneras de actuar y reaccionar.

Por eso el mejor consejo que podemos darte es la aceptación de tus circunstancias y del proceso de crianza que estás viviendo.

No intentes cambiar a la fuerza a tu pareja, él está viviendo su propio proceso y a su debido momento sacará lo mejor de sí para darlo a su bebé. Confía.

Comparte

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Tus comentarios son muy importantes, déjanos tu mensaje

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp