5 datos interesantes sobre los objetos de apego de los bebés

Una mantita, una almohada o un peluche o cualquier objeto sin el que tu bebé no duerme tranquilo, es denominado por los expertos como un Objeto Transicional que le ayuda a entender que la realidad que lo rodea no es él mismo….algo complejo de entender para el cerebro adulto.

Por eso, quisimos investigar sobre este fenómeno, para entender sus razones y tener herramientas para apoyar a nuestros hijos en el desarrollo de su personalidad.

5 datos para resaltar

1. Para el bebé es como un puente entre su mamá y el mundo y le facilita acercarse y entender su exterior poco a poco y con mayor seguridad.

2. El niño escoge su “apego” en sus primeros meses de vida dentro de los objetos que tiene a su alcance, pero alguno con el olor de su mamá puede llegar a ser el favorito.

3. No es malo que lo tenga, de hecho es una defensa contra la ansiedad de tipo depresivo. Su intensidad será parte del proceso individual de desarrollo del niño.

4. El “apego” se abandona gradualmente o pierde importancia, no porque desaparezca la sensación del niño por él, sino porque su significado se extiende al resto del mundo exterior.

5. Puedes ayudarle a escoger su objeto de apego, llevándo el objeto en el pecho debajo de tu ropa, para que se impregne de tu olor.

Si quieres profundizar en el tema, puedes buscar en internet por autores como el psicoanalista Donald Winnicott, en quien nos hemos apoyado para escribir este artículo y ayudarnos a entender el fascinante mundo de los niños.

Encuentra a Cordy Tortuga JellyCat (muñeco de apego)

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp