El masaje Infantil, mucho más que una caricia

Tanto se habla de los beneficios del contacto físico en los bebés, que decidimos acudir a una fuente de información confiable para que nos ayude a entender su importancia y motivación para aprender a realizarlos.

Consultamos con la Doctora Alexandra Ortiz, pediatra, consejera en lactancia materna e instructora certificada por la asociación de masaje infantil de Suecia, para que nos cuente sobre los beneficios del masaje infantil para el niño, para los papás y para su entorno.

¿Qué es el masaje infantil?

El masaje infantil es una herramienta que tienen los papás para conectarse emocionalmente con sus hijos.

Culturas como la hindú, sueca o china, desde hace mucho tiempo utilizan el masaje como una manera de acercarse a sus bebés y obtener beneficios por medio del tacto.

El masaje infantil es llamado: el tacto nutritivo, porque no es solamente tocar a nuestro bebé, sino nutrirlo afectivamente, darle un tiempo de atención individualizada, un momento exclusivo entre nosotros y nuestro bebé.

¿Para qué sirve el masaje infantil?

En la Asociación de Masaje Infantil de Suecia, se practica una técnica que mezcla el masaje hindú y el masaje sueco, con el yoga y reflexología.

Establece canales de comunicación entre padres e hijos

Esta mezcla y su evolución a través de años de práctica, les permite a los papás ir más allá de la conexión y estimular a sus bebés multi-sensorialmente, para afianzar un vínculo afectivo y establecer canales de comunicación temprana entre padres e hijos.

No hay que esperar a que el bebé comience a hablar para poderse conectar y para poder aprender a interpretar el lenguaje preverbal de los bebés, nosotros por medio del masaje podemos aprender cómo se siente nuestro bebé en cierto momento. Nosotros podemos comenzar a interpretar sus gestos para saber cuales son sus señales de agrado o de desagrado frente a las diferentes situaciones cotidianas.

En la medida que los papás puedan interpretar y reaccionar afectivamente ante las señales de sus bebés, hacen que la crianza sea un proceso fluido, placentero y que los papás puedan sentirse verdaderamente cercanos al proceso de crecimiento del bebé y crecer conjuntamente con él, pues la crianza no es solamente en vía a los hijos, sino de que es un proceso mutuo.

Empodera a los papás hombres

Por medio del entrenamiento, el papá aprende a creer en sus capacidades para interpretar el lenguaje de su bebé, de conectarse con él para transmitir amor, protección y cuidado.

A pesar de que los bebés son muy chiquitos y las manos de los papás hombres usualmente son manos grandes, conforme avanza el taller es muy bonito ver a los papás como van perdiendo esta cantidad de temores e inseguridades, se van soltando y llega un momento en que son solamente ellos y su bebé, felicidad, tranquilidad y ternura total.

El masaje infantil de papá a bebé puede llegar a compararse con lo que es la lactancia materna para la mamá y el bebé.

¿Cómo se debe hacer el masaje infantil?

Con la medida justa de de presión y fuerza

Es importante que los papás sepan hacer el masaje adecuadamente. El masaje debe ser primero que todo, placentero tanto para el papá como para el bebé; el masaje debe tener una técnica adecuada para ejercer la presión y fuerza justa y medida para diferenciarse de una simple caricia y tampoco llegar a lastimar los huesos frágiles del bebé.

Interpretando y Respetando las señales del bebé

En esta etapa temprana, el bebé impone el ritmo y nosotros como adultos simplemente respetamos lo que el bebé dice, quiere y necesita.

Por ejemplo cuando vamos a hacer movimiento de masajes en piernas, es normal que el bebé ofrezca la pierna o pase la otra pierna al papá en señal de agrado y porque tambien recibir su masaje en la otra pierna.

Así mismo cuando el bebé está incómodo por cualquier motivo y el papá quiere imponer su decisión de hacer el masaje puede llegar a lastimar al bebé y generar resistencia al masaje como consecuencia.

¿Cuándo se debe empezar a hacer el masaje infantil?

Lo podemos hacer desde que nace nuestro bebé, incluso lo podemos hacer con bebés prematuros. Hay estudios que demuestran que los niños que son masajeados por sus padres tienen ganancias de peso mayor que los niños que no lo son.

La doctora Ortiz, recomienda iniciar la práctica de masaje infantil a partir del primer mes de edad, porque ya ha pasado un tiempo después del parto y la mamá está más recuperada, se han conocido mejor papás y bebés, el bebé ya tiene un ritmo de alimentación, ya ha pasado un poco el temor y la ansiedad de los papás y se ha alivianado la presión de las familias.

¿En qué consiste el entrenamiento en masaje infantil?

Es un taller completamente práctico que dura cinco clases, una clase cada semana, en estas clases los papás van a aprender a hacer masaje en pierna, abdomen, pecho, brazos, espalda y en carita. Adicionalmente enseñamos en la última sesión estiramientos suaves que nos ayudan a fortalecer algunos aspectos del desarrollo del bebé.

No hay contraindicaciones para realizar el masaje infantil, de hecho tiene tantos beneficios, que es muy recomendado también para los niños con condiciones físicas o neurológicas especiales. En general todos los niños y los adultos se benefician del masaje infantil.

La Doctora Alexandra Ortiz se puede contactar a través de Upbaby, en Instagram o en Facebook , si te llama la atención iniciar esta práctica y tu bebé es menor de un año, no pierdas la oportunidad de vivir esta experiencia de una manera realmente consciente.

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp