10 condiciones que deben cumplir los juguetes de tu bebé

¿Quién no ha intentado que sus hijos jueguen solos al menos por un ratico en estos días de confinamiento?

Seguramente todos los padres estamos intentando cumplir de la mejor manera con todas nuestras tareas diarias y un ratico que nuestros hijos descubran la manera de divertirse solitos no nos cae nada mal.

En estos días de cuarentena por Covid-19 (lo escribo así para que no se nos olvide en un tiempo todo esto que estamos viviendo),  se hace más importante que siempre la necesidad de que nuestros hijos tengan entornos seguros, empezando por sus propios juguetes.

En esta oportunidad invitamos a Eduardo Medina, fundador de Morada Segura, experto en seguridad infantil, para que nos enseñe a identificar juguetes seguros para nuestros hijos y esto fue lo que aprendimos:

 

Cuna corral portátil de Jané

Liviano, compacto y fácil de mover por toda la casa. 

Envíos a todo el país. 

1. Juguetes adecuados para su edad.

Ese circulito rojo de advertencia con la edad, no quiere decir que el juguete “se le vaya a quedar” muy rápido, sino que está diseñado para ser usado por niños de determinada edad bien sea porque contiene piezas pequeñas o que puedan generarle algún daño. Ojo: Tan importante como la edad mínima es la edad máxima.

 

2. Una buena marca de respaldo

Los juguetes de fábricas serias y reconocidas son sometidos, al menos eso esperamos, a pruebas de seguridad que de alguna manera nos dan la tranquilidad de que el bebé no se va a hacer daño con el juguete en sí.

 

Otra cosa es que revisemos que el juguete esté en perfecto estado antes de dejarlo al alcance del niño.  

 

3. Comprado en lugares seguros

Tan importante como la marca del juguete, es el lugar en donde lo compras. Muchos almacenes informales caen en la trampa del contrabando o la falsificación de juguetes, poniendo en el mercado juguetes con piezas tóxicas o peligrosas para tus hijos.

 

Desafortunadamente, en muchos casos, el precio puede darte un indicio de qué tan legal es el juguete. Piensa que al final de cuentas, tu bebé no necesita muchos juguetes, sino juguetes buenos.

Compañía experta en seguridad infantil dedicada a prevenir accidentes por medio de la educación de los adultos y la adecuación de los espacios.

4. El tamaño de las piezas

Para asegurarte de que el tamaño del juguete sea adecuado para un niño menor de 3 años, intenta pasar las piezas o el juguete en sí, entre el tubo del rollo del papel higiénico. Si pasa tranquilamente, no es apto para un niño menor de 3 años.

 

5. Debe soportar el uso y el abuso de su usuario

Y por usuario nos referimos al niño; el juguete debe soportar ser halado, pisado o tirado por el niño sin perder su forma o función.

Si el juguete se desbarata, tu hijo no es un terremoto, es que el juguete no era lo suficientemente bueno.

 

6. ¡Pilas con las pilas!

Las baterías del juguete nunca deben ser de fácil acceso para el bebé. Deben estar cubiertas por una tapa sujeta por uno o varios tornillos.

Tu labor como adulto responsable es que siempre mantengas las pilas en buen estado y el tornillo en su lugar.

 

7. Fíjate en la cuerda

Algunos juguetes como teléfonos, carritos, etc. traen alguna cuerda o cordón. Esa cuerda o lazo no debe medir más de 18cms para que un bebé juegue sólo. Si mide más de esa longitud, el juguete siempre debe ser usado bajo supervisión de un adulto.

8. Lo que no es juguete

Los niños pueden sentirse atraídos por artículos que parecen juguetes y los divierten, pero no están diseñados para que ellos jueguen solos con ellos. Los artículos de decoración, algunos elementos de estimulación, elementos de arte, juegos de mesa, globos y todo lo demás que no cumpla con las condiciones anteriores, no son juguetes.

 

9. Los sucios juguetes del baño

Los patitos de hule son solo lindos en las fotos; en realidad la mayoría tienen algún orificio por donde se entra el agua y nunca sale, generando hongos que el niño va a ingerir al llevárselos a su boca.

 

Esto sin contar que muchos tienen un pito que se sale con sólo hacerle un poco de presión y ese pito puede ser fácilmente tragado por el bebé.

 

10. Juguetes ruidosos

Todo juguete que accionado supere los 65 decibeles es un juguete que no está diseñado pensando en la seguridad de los niños. Retira de su alcance con o sin supervisión cualquier ruido que pueda superar estos límites y generarle algún daño en sus oídos.  

Si eres papá, sabes que el silencio en una casa con niños es sospechoso, así que si quieres estar tranquilo corre a inspeccionar el espacio en el que vas a permitir que tu bebé juegue solo. 

 

Comparte en tus redes sociales este artículo para que si alguien piensa regalarle juguetes a tu bebé, tenga en cuenta estas condiciones y quede como un verdadero príncipe 😉

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp