5 claves para prevenir la gripa en los bebés

Los papás no logramos acostumbrarnos a que nuestros hijos estén con gripa. 

Los pediatras repiten todo el tiempo que estamos en “pico respiratorio” y al parecer el tal pico respiratorio dura todo el año.

No tenemos más remedio que tomar medidas para resistir los, casi inevitables, virus y procurar por todos los medios fortalecer las defensas de los más pequeños y de los más viejos también.

Por eso, quisimos consultar a la pediatra Paula Duque, para que tengamos una fuente segura y confiable que nos ayude a cuidar a nuestros hijos más pequeños de las temidas infecciones respiratorias y esto fue lo que nos contó:

Vamos a hablar de los los niños menores de 5 años, ¿Para todos se aplica el mismo tratamiento contra las infecciones respiratorias?

No. Los niños menores de 3 meses son un grupo más especial, sus defensas no están tan maduras y por eso, cuando se trata de ellos, lo que se debe hacer es acudir al pediatra para que valore y determine el tratamiento.

¿Cómo prevenimos una gripe o una infección respiratoria?

1. Lactancia Materna: en la medida de lo posible, es la mejor y más importante recomendación; pues allí se pasan las mejores defensas para el sistema inmunológico del bebé.

2. Vacunación. Es importante tener al día el esquema de vacunación y en especial la vacuna contra la Influenza, que cambia cada año. Esta última no solamente aplica a niños sino también para los adultos y adultos mayores.

3. El lavado de manos es fundamental en todo momento.

4. Evitar estar en contacto con personas enfermas, de igual forma, evitar que estas personas se acerquen a los niños.  Si es inevitable el contacto con una persona en virus respiratorio, será indispensable el uso de tapabocas en todo momento y no dar besos al niño mientras tengamos la gripa.

5. Mantener las áreas y/o habitaciones bien ventiladas. El encierro favorece la acumulación de virus.

Acude al médico oportunamente

Si bien las gripas son de cuidado para que se curen bien, no necesariamente debes acudir a urgencias ante los primeros síntomas de resfriado.

Sin embargo, si observas alguna de las siguientes señales, debes hacerlo de inmediato:

1. Que la fiebre dure más de 3 días.

2. Que tenga dificultad para respirar.

3. Que no reciba nada de comida, ni de leche materna.

4. Que la fiebre sea de difícil manejo.

5. Que vomite todo.

6. Que la tos incremente, de tal manera que cuando el niño tose se pone morado, vomita o no logra controlar la tos.

Si los padres consideran necesario realizar la consulta a un médico, es muy importante que lleven el registro de las fechas y datos de temperatura, síntomas, comportamientos inusuales específicos con el fin de facilitar un diagnóstico certero y un tratamiento correcto por parte del pediatra.

No se debe automedicar a los niños debido a las grandes complicaciones y consecuencias que puedan provocarles, si llega el caso de que sea necesario realizar algún tratamiento, éste deberá ser aprobado únicamente por el médico.

Si tienes más preguntas o estás luchando constantemente contra los virus, consulta un buen pediatra que entienda tus preocupaciones y te acompañe a superarlas.

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp