La crianza respetuosa no es una moda

Seguramente todos los papás, desde que están a la espera de su bebé, reciben cantidades de consejos de abuelos, tíos y hasta vecinos, sobre la manera correcta de educar a sus hijos. Puede ser incluso que como papá tengas claro lo que debes o no hacer para formarlos, pero una cosa es la teoría y otra la realidad.

 

Por eso existen personas como Crianza Consciente, a quienes consultamos para entender por qué como papás sentimos  remordimiento si castigamos y temor si somos permisivos.

Ellas son Laura, MariaTe y Paula, son el equipo que conforma Crianza Consciente, unas convencidas de que si cambiamos el comienzo de la historia, cambiamos el final y nos invitan a conectarnos con nosotros mismos y nuestros hijos a partir del respeto mutuo.

Para sacarnos de esta confusión, ellas empezaron así:

«Alguna vez te han dicho:  «No lo cargue que lo mal acostumbra «… «No le siga todos los caprichos»… «Pilas, los niños se la montan y después no hay quien se los baje»…»No se despida cuando se vaya a ir para que el niño no llore»…»Enséñele desde ya quién es el que manda»

Con frecuencia escuchamos esto a nuestro alrededor, incluso a veces forma parte de nuestro propio discurso.
Pero lo cierto es que cuando castigamos duramente a nuestro hijo o cuando está llorando porque está triste o furioso y elegimos ignorarlo, algo se nos mueve por dentro y se nos arruga el corazón, ¿te ha pasado?

Lo que ocurre es que muchas veces estas situaciones nos conectan con la tristeza y la rabia que no se nos permitió expresar cuando fuimos niños, o simplemente repetimos de manera inconsciente lo mismo que hicieron con nosotros.»

Crianza Consciente, entonces ¿qué podemos hacer como padres si sentimos que la crianza nos está quedando grande?

«Nosotras hacemos talleres y ofrecemos asesorías personalizadas para explicarte por qué tu bebé no es un malcriado por querer estar en tus brazos o por qué los niños de dos años no son unos groseros pataletosos, por qué que tu hijo de 5 años explore sus genitales no es algo “malo” o por qué tu bebé se despierta tantas veces en la noche…

Queremos hablarte del desarrollo emocional de tu hijo, ese que a veces pasamos por alto y que es quizás más importante. Te damos herramientas y pautas de crianza muy valiosas, y más que eso, te acompañamos a vivir el camino de la transformación personal que te va a permitir aplicarlas. Te enseñamos a educar desde el ejemplo, la conexión y el respeto, sin necesidad de acudir a los gritos, el castigo o la sumisión.

Una vez tú estés dispuesto(a), podrás acompañar a tus hijos para que se conviertan en su mejor versión y que en ese camino logres encontrar la tuya.

Y te mostramos todo esto porque estamos seguras de que educándonos para educar haremos la diferencia en el mundo: con la crianza le estamos dando forma a la humanidad.»

 

 

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp