10 cosas que nadie te cuenta del Post Parto

El momento que tanto anhelaste ha llegado, tienes en tus brazos a esa criaturita que pensabas conocer, pero ahora que la tienes descubres que no estabas ni cerca de imaginar sus facciones, es tan frágil, tan indefensa y tan dependiente de ti.

Y precisamente por ser tan dependiente de ti, es que no te podemos olvidar como mujer; el parto es un proceso que no termina con el nacimiento de tu bebé, no en vano todavía existe ese tiempo de dieta o cuarentena que todavía nos recomiendan respetar.

Es un tiempo de no tomar a la ligera, pero que puedes escoger vivirlo de la manera menos dramática posible, más cuando sabes que muchas mujeres pasan por lo mismo y se supera. Por eso hoy queremos contarte de la manera más fresca, algunas de esas cosas que vivirás una vez llegues a casa; empecemos:

1. El tercer día es el más difícil. Vas a sentir que tus pechos duelen, se ponen como piedras, parecen explotar, ¡¡pero salen sólo 2 gotas de leche, grrr!! Conserva la calma, es la famosa bajada o subida de la leche. Importante que no temas, pon a tu bebé lo que más puedas, ponte hojas de lechuga congeladas en cada seno para aliviar la tensión. Esa inflamación es sangre, no leche así que no esperes que salgan chorros. Si aún así es difícil, busca asesoría de un experto en lactancia, pero no es razón para desfallecer. Va a pasar y tu lactancia puede continuar normal.

 

2. Tu bebé duerme mucho; pero no es tan cierto que vas a poder dormir a la par. Mientras él toma su siesta, vas a tener que elegir entre dormir, extraerte, comer, bañarte, enterarte de lo que pasa allá afuera, ver una serie o cualquier otra cosa importante también para ti. Invierte bien ese tiempo, no hacer nada también es válido.

 

3. Llorarás y no de dolor, es una sensación de soledad, de cansancio, de que no vas a ser capaz. Snif…Desahógate con alguien de confianza, que no te juzgue, ni te alarme más. Pide ayuda con tu bebé y acéptala, date el derecho de reconocer que necesitas un break y eso no te hace mala madre, ni menos mujer.

Nos especializamos en el cuidado del recién nacido y su mamá. Enfermeras profesionales Asesoría en lactancia materna

Laura Catalina Gallo

4. Las primeras salidas con el bebé son un drama. La logística empieza desde la ropa del bebé, en clima frío va a parecer más que va a la luna, que al pediatra. Asegúrate de haber ensayado cómo se cierra y se abre el coche y como se ajusta la silla del carro, escoge una hora en la que el tráfico no ponga más nerviosos a los papás; porque el estrés puede empeorar todo.

5. Se te van a olvidar las cosas más obvias. Puedes llegar a pensar que enloqueciste, lo que antes para ti era mecánico hoy simplemente se pueden borrar de tu mente. Pon un letrero en la puerta de tu cuarto que te recuerde cerrar tu blusa cuando llega la visita…sí, de ese nivel.

6. Y a propósito de eso, puedes perder el pudor. Tus senos se vuelven públicos, va a llegar el momento en el que ya no te importe andarte tapando, con tal de que tu bebé pueda tener su teta a la más mínima señal. Maneja esto como TÚ te sientas más cómoda, mantén presente que es lo más natural y que el bebé manda.

El masaje infantil ofrece múltiples beneficios para el bebé y sus papás. La Dra. Alexandra Ortiz es Instructora Certificada en Masaje Infantil, asesora y consejera en lactancia materna

7. El sangrado más largo de tu vida. Si le has tenido pereza a la menstruación, prepárate para sangrar hasta 8 semanas seguidas – puede ser menos, puede ser más- ; la cantidad depende de cada cuerpo pero tómalo con paciencia y resignación y mejor hazte un buen stock de toallas higiénicas de todos los tamaños por si acaso.

8. Se te va a caer el pelo; no no, es que se te va a CAER el pelo, son mechones al piso de una sola pasada y podrás ver hasta las entradas. Tranquila, va a volver a nacer y después vas a estar luchando para peinarte y dominar esos “babyhairs”. Puedes comprar un buen shampoo para eso, pero si te sucede no vas a ganar nada con estresarte, aprenderás a peinarte para que no se note.

9. Sexo? Eso qué es?!? En lo último que piensas es en volver a tener relaciones sexuales; tu pareja puede pararse en las pestañas, pero va a ser difícil que lo veas de otra manera que no sea como un osito de peluche. Tranquila, a su debido tiempo volverá. Habla mucho con tu pareja, exprésale sinceramente cómo te sientes y por nada del mundo te culpes.

10. Te va a desesperar el encierro. En Colombia no es recomendable salir con un bebé a lugares concurridos antes de sus vacunas, esto prácticamente te confina a un encierro que se te va a hacer eterno. Puedes extraerte y dejar una reserva para que te puedas dar una escapada corta a respirar, hacer una compra, irte a un salón de belleza o a distraerte un rato con tus amigas. Recuerda cuidar siempre de ti, para poder cuidar a tu bebé.

Finalmente, tómatelo con calma, date tu tiempo de vivir el proceso, acabas de dar VIDA y eso no es cosa pequeña. Si estás viviendo alguna de estas situaciones, ten siempre presente que no estas sola y que por fuerte que sea, pasará. 

Descarga Upbaby

Lleva la mejor información sobre embarazo y bebés. GRATIS
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp