Cómo manejar las diferencias en la crianza entre papás y abuelos

Si te has enfrentado a la alcahuetería de tus suegros o papás con tus hijos o con sus creencias diferentes a las tuyas, traemos para ti esta nueva entrega para ir más allá y entender porqué los abuelitos son como son.

Mira en este video lo que piensan los abuelos de hoy

Los tiempos han cambiado

Los tiempos han cambiado y son escasos los casos en los que nuestros papás están esperando la hora de tener nietos para dedicarse completamente a ellos.

Hoy en día, los abuelitos tienen su propia vida, sus actividades productivas o de diversión y están en todo su derecho de disfrutar su tiempo y su pensión, si la tienen, y no tener que asumir la responsabilidad de criar a nuestros hijos.

 

Los abuelitos, en muchos casos son los primeros en los que pensamos cuando necesitamos ayuda con nuestros hijos. Mientras los tenemos, nos apoyamos en ellos cuanto podemos, algunas veces hasta rayando en el abuso o en la arrogancia enseñándoles lo que deben o no hacer con nuestros hijos.

 

Por eso es necesario detenernos a pensar en lo que ellos sienten cada vez que venimos con las teorías modernas, creyéndonos mejores padres, seres humanos más desarrollados y pasamos por alto que fueron ellos quienes nos criaron, quienes ya entregaron gran parte de su vida a nuestro cuidado y que ahora lo que más merecen es respeto, consideración y sobretodo disfrutar su vejez haciendo lo que les guste y cuando les guste.

¿Y entonces cómo hacemos?

Por supuesto que, después de estar de acuerdo entre papá y mamá en su filosofía de crianza, alimentación o demás estímulos hacia el bebé, lo más sano es comunicarles con amor estas decisiones, ayudándoles a entender los porqués de tus creencias y el fondo de tus intenciones; probablemente de esta manera podrás encontrar en ellos unos buenos aliados en la formación de tus hijos y así sentirte con mayor confianza al momento de dejarlos a su cuidado.

 

Esta es una invitación a ponernos en los zapatos de los abuelitos, a valorarlos, cuidarlos y por encima de todas las cosas, a enseñar a nuestros hijos el respeto y consentimiento que merecen estos héroes que nos sacaron adelante de la mejor manera que pudieron y que ahora sólo quieren disfrutar su vida, sus hijos y más que nada a sus nietos.

 

Comparte con nosotros tus historias de éxito en la alianza con los abuelitos, tal vez tu experiencia pueda servir a muchos padres que atraviesan situaciones similares.

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp