Parto humanizado, una mejor manera de dar a luz.

Gracias a la evolución de la ciencia y a nuestros múltiples roles en la sociedad, muchas mujeres ven el parto como algo de responsabilidad del médico, limitando cada vez más su poder de decisión frente a lo que se espera que sea ese primer momento de vida extrauterina del bebé.

La doctora Karen Pérez, ginecóloga y obstetra es promotora del Parto Humanizado y explica con claridad a los papás de Upbaby, qué es un parto humanizado, qué esperar y qué no.

Regálale a tu hijo el privilegio de disfrutar de unos papás informados y descansados. 

Una enfermera en casa para apoyar en los cuidados del recién nacido, permite a los papás tener mejores noches y estar confiados de estarlo haciendo bien. 

Enfermeras altamente calificadas para los cuidados del recién nacido y asesoría en lactancia materna. 

¿Qué es un parto humanizado?

 

Es aquel que respeta las decisiones primordiales que hayan tomado la madre y su familia con respecto a la manera en la que desean vivir ese momento.

 

En un parto humanizado, procedimientos como el suministro de oxitocina, la episiotomía o la amniotomía, son concertados entre la madre y el médico con el fin de garantizar el bienestar y la vida de la mamá y su bebé.

 

Para lograr que cada vez más bebés nazcan de manera respetuosa, es necesario que la madre se prepare durante el embarazo, no sólo con información suficiente para tomar sus propias decisiones, sino mental y emocionalmente para disfrutar el nacimiento de su bebé de la manera más humana posible.

 

Esta preparación se logra a través del acompañamiento prenatal de una educadora en salud materna o doula. En Colombia esta profesión no es cubierta por los planes de salud obligatoria, pero aún así es un servicio muy importante para las mamás gestantes.

¿Qué es una Doula?

Es una educadora en salud materna, capacitada para acompañar y orientar a la madre y su familia durante el embarazo preparándolos para el nacimiento del bebé.

La doula acompaña a la madre en todo su proceso de gestación, parto, post parto, puerperio y lactancia.

A través de talleres, clases, terapias y conversatorios, las doulas apoyan el parto humanizado enseñando herramientas para gestionar los dolores de parto de manera natural, la práctica de posturas que favorecen el descenso del bebé y empoderan a la mamá con información que le de seguridad y confianza para dar a luz.

La doula, así como el médico también orienta la elaboración de un Plan de Parto, en el se que plasman todas las expectativas o deseos de la mamá sobre un parto ideal.

El plan de parto incluye desde los detalles más sutiles como la iluminación, música, comidas y bebidas hasta las decisiones más fundamentales como quién acompañará el parto, si quiere analgesia epidural, si quiere lactar al bebé tan pronto nazca, si requiere tener su placenta, etcétera.

En un parto humanizado, el plan de parto, será respetado hasta donde sea posible, siempre que las condiciones lo permitan y no signifique un riesgo para la mamá o el bebé.

Incluso si el parto se induce o se realiza a través de una cesárea, el nacimiento puede ser respetuoso con la familia, informando y teniendo en cuenta sus opiniones.  

MITOS DEL PARTO HUMANIZADO

Estas son algunas falsas creencias sobre el parto humanizado: 

 

Tiene que haber dolor – Falso

Con una correcta preparación para el trabajo de parto, la mamá logra empoderarse con la capacidad de manejar el dolor porque lo entiende como parte del proceso y una guía del avance del mismo.

Sin embargo, en un parto humanizado sí puede haber analgesia epidural si la mamá así lo solicita.

 

Tiene que ser vaginal – Falso

Un parto inducido o una cesárea también puede ser humanizado, siempre que se haga de manera consensuada y respetuosa con la madre; suministrándole la información suficiente, clara y oportuna sobre los procedimientos que le permitirán recibir a su bebé.

 

No hay intervención médica – Falso

Es la gran diferencia con los tiempos antiguos en los que muchas mamás y bebés morían por falta de intervención oportuna.

Las intervenciones en el trabajo de parto están disponibles hoy en día para mejorar los resultados para la madre y para el bebé. Éstas deben realizarse cuando sean necesarias y no como protocolo para todas las mujeres. Siempre explicando y aceptando las decisiones de la familia. 

 

El contacto piel a piel garantiza un parto humanizado – Falso

Puede haber contacto piel a piel entre mamá y bebe, pero un parto totalmente ajeno a los deseos de la mamá. Por eso, más allá del contacto piel a piel, el parto humanizado respeta en todo momento el bienestar y expectativas de la mamá.  

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp