¿Puede el embarazo afectar mis ojos y mi visión?

¿Puede el embarazo afectar mis ojos y mi visión?

Sí. Dentro de todos los cambios de tu cuerpo durante el embarazo, los ojos no se escapan. Como todo en el embarazo, esto puede llegar a ser muy molesto o simplemente pasar desapercibido.

La buena noticia es que muchos de estos cambios son temporales y están relacionados con los cambios hormonales y la retención de líquidos, los cuales volverán a la normalidad unos meses después del parto.

 

En todo caso es importante que tengas en cuenta algunos de los síntomas más comunes, cómo tratarlos y sobretodo, cuándo es necesario consultar a tu especialista.

Ojos secos:

Increíblemente así estés muy sensible, tus lágrimas no alcanzan a lubricar eficientemente tus ojos y puedes sentir irritación, cansancio, visión borrosa, molestia hacia la luz o como si tuvieras un mugre en los ojos.

Puede ser que esta molestia permanezca durante la lactancia o hasta que se regule tu periodo menstrual; sin embargo es recomendable que atiendas el síntoma con gotas de lágrimas artificiales que se consiguen libremente en el mercado, sólo mira que no esté contraindicado o consulta con el oftalmólogo antes de tomar alguna decisión.

Aumento de la miopía:

Si antes del embarazo tenías algún grado de miopía o hipermetropía, es más probable que ésta se incremente durante el embarazo.

La disminución de tu capacidad visual, está relacionada con el incremento del flujo sanguíneo que desencadena la retención de líquidos propio de esta etapa y que puede hacer que la córnea se inflame cambiando su curvatura y en consecuencia afecte tu la visión.

En general no debería esto significar un cambio en la fórmula de tus lentes o la compra de unos, mucho menos una cirugía ocular. 

Es más recomendable consultar con tu especialista y esperar a que tu cuerpo vuelva a la normalidad para tomar decisiones más trascendentales.

Conjuntivitis:  

Especialmente durante los primeros meses del embarazo, cuando las defensas suelen bajarse y estás más propensa a cualquier infección, es probable que adquieras esta enfermedad. 

No te auto-mediques, consulta inmediatamente con un especialista para que te recete el remedio y tratamiento adecuado, pues muchos medicamentos oculares están contraindicados para mujeres embarazadas.

¿Cuándo debo consultar?

Si tus problemas de visión están relacionados con dolor en los ojos, párpados demasiado hinchados, pérdida total o parcial de visión así sea por un instante, visión doble o borrosa o si ves manchas o destellos de luz, acude a tu centro de salud más cercano para descartar cualquier diagnóstico de preeclamsia o diabetes gestacional.  

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp